Buscar este blog

martes, 17 de marzo de 2015

Gastronomía cartagenera

De los cartagineses a los romanos, de los romanos a los árabes, luego a los católicos, y así hasta llegar al día de hoy. Quart Hadast, nuestra Cartagena, ya veía la luz tres siglos antes de Cristo. Aunque realmente fue durante el Imperio Romano, cuando esta ciudad a orillas del puerto de las mil culturas, vivió sus momentos de esplendor levantándose sobre la economía marítima de su puerto y minería. 

       

Actualmente, famosa por el Teatro Romano,o el Museo de Arqueología Subacuática, es madre de Isaac Peral, y acoge una excepcional gastronomía mediterránea

        

Entre sus platos típicos se encuentran las marineras, una consolidad tapa fría típica de la zona costera, a base de una rosca con una porción de ensaladilla rusa y una anchoa cantábrica, que tiene similitudes con el conocido como marinero, preparado con un boquerón en lugar de una anchoa, y la bicicleta, constituida solo por la rosca y la ensaladilla; y las patatas fritas con limón -de los huertos cartageneros-, y pimienta, 

        

el arroz caldero, acompañado de ajo, plato típico de la comunidad murciana, que recibe su nombre del recipiente donde se elabora, con la peculiaridad de estar guisado con pescados y mariscos marmenorienses

                          

los michirones, guiso regional elaborado con habas secas, hueso de jamón, panceta, calluelas, y guindilla, entre otros ingredientes que lo hacen un bocado muy sabroso; que además, suele ir acompañado de patata cocida a la que se le unta un poco de ajo,

        

o el café asiático, con leche condensada, café, licor Baileys o coñac, y licor 43, producido de la región,

                                       

Todo esto, además, siendo la base de la cultura de personas excepcionales, como la familia de una gran amiga que me dio acogida hace unos días y me hizo pasar, junto con un buen grupo, un fin de semana de tradición, aprendizaje y valores humanos incalculables. 

Con muchas ganas de volver a pisar tierra murciana despido este post, agradeciendo una vez más a la familia García Rubio todo su cariño.

      

¡Hasta la próxima foodies! La felicidad está a la vuelta de la esquina...

Noemí Ojeda




No hay comentarios:

Publicar un comentario